Pasos para lograr una lámina botánica sencilla

Selección del ejemplar. Debe ser un buen representante de la especie. Es bueno contar con más de uno, porque como se trabaja en vivo, el primero podría deteriorarse o morir.
No quedarse con lo primero que uno ve o hace: estudiar muy bien la planta antes de empezar.
Planificar la composición.

Lámina terminada.

Ilustración realizada durante el Certificado de Ilustración Botánica del Royal Botanic Garden, Edinburgh. 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *