Salir del taller, salir a la ciudad, salir al mundo.

Los primeros días de este mes, me sentí agobiada por el invierno, las responsabilidades, las tareas de la vida y el trabajo y sobre todo el frío. Pensé: agosto es el mes que menos me gusta. Mi taller estaba congelado, y me pasó que por primera vez en mucho tiempo, no tenía ganas de pintar. Al principio me invadió una culpa espantosa. ¿No tienes ganas de pintar, eh? Y todavía hay muchas pinturas por entregar. Y muchos ejemplos que dibujar y diseñar y terminar. Glup.
Varias veces me senté en mi mesa y me tomé dos horas para hacer algo de 10 minutos. Pasaron varios días así hasta que me di cuenta de mi estrechez mental y auto exigencia y me dije: Esta no es la solución.
Entonces, decidí dejar de torturarme y en cambio, le di la mano a la idea de “no pintar feliz”. Y ¿qué he hecho este mes? Tomar té, hablar con muchas personas, recibir varias invitaciones muy interesantes porque, algo pasó que justo en agosto me han llegado propuestas súper atractivas e inesperadas. Y por mi parte también me he acercado a gente que no conocía personalmente pero que admiraba a la distancia, por las redes sociales. Además, he tenido muchas ideas, unas mejores que otras y por eso, me puse a estudiar concienzudamente muchos temas que no había querido tocar antes. Supongo que es una pequeña coyuntura de cara a los 10 años ejerciendo como ilustradora botánica. Una cifra redonda, más que pintada para hacer balances y proyectar el futuro. En mi caso, no puedo pasar muchos años haciendo las cosas de la misma manera. Por eso de vez en cuando me vienen las comezones y tengo que generar algo nuevo, una evolución o replanteamiento. Pienso en expansión, crecimiento, salir de la zona de confort -otra vez. 
Entonces para cerrar, mi conclusión es que agosto no es tan malo a fin de cuentas y que en esta vida debemos hacernos el tiempo para todo. ¿Para qué sufrir con el trabajo que más adoro hacer, si puedo dedicarme un rato a otras cosas, a nutrirme, a conversar, intercambiar opiniones y pasear sin rumbo?
Les deseo un excelente resto del mes, que por suerte ya nos está mostrando un poco de sol.
<3 p="">
2 comentarios
  1. Lili
    Lili Dice:

    Gracias por compartir tus experiencias. A veces es importante hacerle caso a nuestro cansancio y mimarnos con unos días de cambio y relax. En mi experiencia ayuda a comenzar con ideas nuevas y más fuerza para implementarlas. Fuerza!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *