Mi primera experiencia enseñando a través de Internet.

Grupo de Facebook del primer Curso: Color para Ilustración Naturalista en Acuarela.

Hace mucho tiempo que no podía sentarme tranquila a escribir en el blog. Los meses de septiembre y octubre han sido una locura, llenos de cosas entretenidas que me han tenido muy ocupada y contenta también. Pero hoy quiero hablar de lo más interesante de este período, y que llegó para quedarse:
Al fin dimos el puntapié inicial a la Escuela Online de Ilustración Botánica, mi proyecto educativo más ambicioso del último tiempo, que venía ideando y planificando hace más o menos dos años.
Con todos los años de experiencia docente que tengo, experimentar en un formato nuevo es todo un desafío y también una necesidad. Las tecnologías, la nueva generación, los tiempos, las tendencias, me van guiando por caminos que antes no conocía, y donde no me imaginaba.
En este primer experimento, el Curso Online Beta de Color para Ilustración Naturalista en Acuarela, que reunió a 48 estudiantes de varias regiones de Chile, América y Europa, quise enseñar todos los conceptos y ejercicios necesarios para enfrentar el uso del color en acuarela de forma informada y con conocimientos sólidos.

En clases virtuales también se pasa bien!!!
Lo interesante de este primer acercamiento, es que decidí hacer las clases a través de Facebook Live, es decir, en tiempo real. Por lo tanto, las clases ocurren en vivo, con los estudiantes mirando y participando activamente de la conversación a través de comentarios y preguntas que voy contestando. Este formato permite una interacción real, donde los alumnos y yo nos sentimos en una clase como cualquier otra. El tiempo de cada clase es de una hora y media aproximadamente. Los estudiantes que por distintas razones no pueden ver la clase en vivo, pueden verla después, ya que quedan registradas en el muro del grupo del curso. Al final de cada clase, les asignamos una tarea que deben entregar dos días después, a través del e-mail escuela@gmackinnon.com.

Grupo para alumnos y ex-alumnos de la Escuela Online: El Patio.
Además, creamos un grupo llamado El Patio de la Escuela Online, que es donde los alumnos y ex-alumnos podrán permanecer conectados entre sí, con la Escuela y con novedades del mundo de la ilustración botánica. 
Esta nueva modalidad me da mucha ideas, y estoy más que segura de que llegó para quedarse. Disfruto mucho con el entusiasmo de los estudiantes y sobre todo con la posibilidad de acercar mi oficio a personas que viven muy lejos de aquí. Es realmente estimulante leer los comentarios y ver la dedicación que los estudiantes ponen en sus tareas cada semana.
Ahora estamos planificando el segundo curso, que tendrá lugar entre el 5 y el 14 de noviembre. Esta vez el tema será “Hojas en Grafito”. 
Si quieres recibir la información de este y los cursos futuros, puedes inscribirte en este formulario https://goo.gl/forms/rBow19IlVBKrPF5l2 . También estaré difundiendo en mis redes y Newsletter.
Un gran abrazo y pronto escribiré más posts interesantes!

Enseñar de muchas formas, en muchos lugares.

Imagen del último taller en mi Sala de Clases, que terminó ayer (11 de septiembre). Un grupo  muy agradable
que espero haya aprendido mucho!

Enseñar ha sido prácticamente el núcleo de mi vida profesional desde que me titulé como Profesora de Artes Plásticas en 2002. Desde entonces trabajé en colegios, universidades y en una gran cantidad de talleres independientes, asociados a instituciones u organizados por mí, en mi propia casa. También he enseñado en el extranjero, y he dado charlas en Chile y otros países. 16 años de ejercicio docente no pasan en vano, y lo que más me han dejado, son muchos aprendizajes. 
Cuando entré a estudiar Pedagogía, había terminado recién mi Licenciatura en Artes Visuales y lo que más quería era poder trabajar e independizarme. Soñaba con tener mi propia casa y vivir en medio de la ciudad (porque siempre viví en el cerro, lejos de todo). Recuerdo que entre mis compañeros artistas era muy mal visto “hacer la pedagogía”. Era como fracasar en el intento de dedicarse al arte, algo así como enterrarse en el mundo escolar y no tener el coraje para dedicarse a algo mucho más elevado, refinado, noble. Aún frente a todos esos prejuicios, decidí seguir estudiando.
Con mis alumnos de 3º Medio en Isla de Pascua, el grupo más importante de mi carrera como
profesora escolar, en 2008.
Ahora, puedo decir con mucho orgullo que ese año de intenso estudio fue radical en mi vida personal y profesional: me enseñó sobre los niños y adolescentes, cómo aprenden, cómo hablarles, cómo hablar en público, cómo ejercer la autoridad sin ser autoritaria, cómo exigir a las personas para que den lo mejor de sí mismos, cómo sembrar inquietudes y preguntas. Me dio herramientas técnicas, de pensamiento, y formas de organizar, planificar y construir procesos de aprendizaje que jamás habría desarrollado por mi cuenta, o quizás me habría demorado tres veces más. Esta herramienta, la Pedagogía, me ha ayudado a ser una profesional independiente y auto sustentable en el tiempo. Todavía tengo mucho por aprender y perfeccionar, de eso no hay duda.
Tulipanes “pedagógicos”: ejemplos que realizo durante las clases, para enseñar a los alumnos técnicas de dibujo y pintura.

Además de hacer clases y desarrollar mi obra, siempre me ha gustado el mundo de Internet. En 2003 tomé un Diplomado de Fotografía Digital en la UC, y en ese proceso conocí el mundo de los blogs, que estaba recién comenzando y era muy interesante. ¡Llegué a tener tres al mismo tiempo! Hoy, tengo este blog, Mi Naturalismo, que le dio en nombre a mi empresa (pronto lista y oficial!!!), mi sitio web y varias RRSS (Instagram, lejos la más activa y relevante en este momento). 
El formato de Blog me encanta porque disfruto escribiendo y es un espacio mucho más íntimo, donde puedo hablar de todos los temas que me interesan sin el ruido y millones de opiniones que surgen en las redes como Facebook y Twitter, que aunque uso, no son lo que más disfruto y creo que no van a ser tan relevantes en un tiempo más.
Las Novedades.

Incursionar en YouTube: con miras a desarrollar cursos online (algo que vengo diciendo hace más de un año) es que empecé a producir una serie de videos cortos llamada “Tips para Ilustradores Inquietos”, con la ayuda de la artista Francisca Mena, quien está haciendo cámara, iluminación y edición. Estamos disfrutando mucho el proceso y creemos que con el tiempo y la experiencia podremos producir un material de bastante buena calidad tanto en lo visual como en el contenido. En un principio me daba pudor estar frente a la cámara pero decidí soltar las aprensiones y dar el salto. Estoy súper emocionada con la buena recepción que ha tenido en sus primeros 4 días de publicado y muy agradecida de los comentarios que me han hecho, y del punch que eso nos da para seguir adelante. Es un formato nuevo y desconocido para mí, pero que tiene un poco de todo lo que he venido haciendo hasta ahora: Internet, enseñar, hablar frente a otros, mostrar, compartir, etc.
Desde ya los dejo muy invitados a enviarme sus preguntas sobre técnicas, que espero poder ir respondiendo a lo largo de la serie.

Mi retrato como profesora con su pizarra.

Para este nuevo ciclo, decidí abrazar totalmente mi rol como profesora, y cambié la pizarra blanca por un buen pizarrón de tiza. Además de que son bonitos -y de paso están de moda, por qué no decirlo-, creo que tienen una magia didáctica como pocas cosas en una sala de clases, y que si son bien aprovechados, pueden rendir muchos frutos. Voy a explorar esta herramienta en profundidad en los videos y también en mis clases en la sala.
Y por último, quiero decirles que si tienen ganas de enseñar, y no tienen experiencia, hagan lo posible por estudiar un poco de didáctica, de ir más allá de lo que les dice su intuición. Enseñar es un acto de gran responsabilidad, sobre todo si vas a pedir dinero a cambio. Es obligación de un profesor(a) entregar materiales y conocimientos bien estructurados, con buenas fuentes bibliográficas y también con el respaldo de la experiencia. 
La experiencia, la práctica y el estudio permanente hacen al maestro.

Cuando las metas se cumplen: Exposición Internacional de Flora Nativa Chilena Cinc-ASBA 2018

Tres variedades de Lapageria rosea – copihue colgando de una rama de Drimys winteri – canelo.
Acuarela y lápiz de color, 2018.

Como dice el dicho popular, no hay plazo que no se cumpla. El pasado viernes 18 tuvimos la esperada inauguración de la Exposición Internacional de Flora Nativa Chilena en la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica y la verdad, superó todas mis expectativas, y estoy segura que fue así para todas las que integramos Cinc.
Llegaron al rededor de 500 personas lo que es todo un récord para nosotras y también para la Biblioteca, que no acostumbra reunir tanta gente de una sola vez en sus eventos. Fue lindo ver a las “celebridades” de la botánica chilena como Adriana Hoffman, Mélica Muñoz, Gloria Rojas (una de nuestras jurados), a nuestro querido profesor y jurado Francisco Ramos, Sebastián Teillier, también jurado, Sergio Elórtegui, Andrés Moreira, Mónica Musalem y muchos otros que nos han apoyado y acompañado en este largo camino.
No puedo estar más agradecida de la Biblioteca y sus trabajadores, de las empresas que nos auspiciaron con los lindos premio y las instituciones que nos dieron su patrocinio (vamos a estar publicando sus nombres y agradeciendo a través de las plataformas de Cinc a todos ellos, ¡gracias!). Pero los más importantes fueron los más de 30 expositores que se esforzaron por participar y nos enviaron sus mejores trabajos, que son los que hoy constituyen esta exposición.

Hacer comunidad.

Una de las cosas que más importancia tiene para mí a partir de este momento, es que esta exposición ha servido como hito, marcando el nacimiento oficial -pues ya existía- de la comunidad de la Ilustración Botánica en Chile. Más allá de las obras, de Cinc, de los artistas, está el conjunto de personas que formamos esta comunidad. Somos los ilustradores, los botánicos, los entusiastas de las plantas, los aprendices, los expertos, los que nos proveen de materiales, los que escriben y publican los libros, los que cuidan a las plantas donde ellas viven, los que las cultivan, las instituciones que nos apoyan, nuestras familias, nuestros amigos y todas las personas que de alguna manera se relacionan con nuestro mundo. Todas estas personas, somos comunidad. Nos interesamos por lo que hace el otro y apoyamos la misión de cada uno con nuestra atención, el compromiso diario, el escucharnos y el estar presente en las actividades y momentos importantes.

En estos tiempos en que estamos híper conectados, cada una sola (me paseo en los géneros cuando escribo pues no me gusta tener que decir “todos y todas” cada vez y tampoco comulgo con la @ ni la x, tradiciones mías) frente a su pantalla, viendo este universo de información, ¿qué es lo que más necesitamos? La comunidad, sin duda.

Recuerdo cuando decidí dedicarme a la ilustración de naturaleza a finales del 2008. Estaba viviendo en Concón con mi marido y trabajando arduamente en hacer las ilustraciones para mi tía Sonia Haoa de Isla de Pascua (ella es mi mentora, y agradezco tanto haber trabajado con ella por todo lo que aprendí, le debo esta carrera en gran medida). Todo el día en mi casa, en el escritorio que puse en el living, mientras pintaba buscaba en Internet a los posibles “otros” que estaban haciendo este trabajo en Chile. Por mucho tiempo no encontré nada. Encontré un par de libros en Amazon y con eso pude empezar a entender qué era lo que estaba haciendo. Me fui dando cuenta de que era súper difícil y que no tenía la más mínima idea, era un mundo desconocido. Sin embargo, cuando decidí dedicarme a esto -porque por primera vez me identificaba con una ocupación, antes nunca me había apasionado así por nada-, me puse a hacer clases desde lo poco que sabía, mi experiencia como profesora, como artista y las ganas de aprender. Sin puntos de referencia, sin nadie a mi alrededor, hasta que por fin encontré por casualidad la página del Herbarium y tomé clases con Francisco Ramos. Hasta ese entonces, el único maestro que tenía un curso dedicado a la ilustración científica de plantas y que se sostenía en el tiempo y en muchos años de experiencia. Y desde ahí, mi trabajo y mi carrera se dispararon.
Después de eso empezaron a aparecer otras personas, otras mujeres de mi edad que se sentían atraídas hacia lo mismo, todas ellas estudiosas, meticulosas, sensibles, diferentes.

Con todo esto, quiero decir que el trabajo o los resultados de cada uno de nosotros son producto del esfuerzo personal pero también de la comunidad que nos sostiene. Desde la familia, los amigos, los colegas, las influencias, las maestras y maestros, los amigos virtuales, todos ellos nos ayudan a construir lo que somos. No somos seres de la generación espontánea, no tuvimos un golpe de suerte, ni nos llega el éxito (¿qué es el éxito para ti?) de la noche a la mañana. Bajo esta premisa, me he planteado el objetivo de hacer comunidad. De entender que más allá de los éxitos personales está el bienestar colectivo: si mi medio profesional, con todas las personas y grupos que lo construyen, está sano, creciendo y desarrollándose como un todo, es casi obvio que las unidades que somos cada una también podrán vivir sanas y desarrollarse mejor. Y aquí me voy a poner un poco filosófica o como quieran llamarlo, pero ¿por qué no imitar a las plantas? Las vemos sobre el nivel del suelo, con sus lindos tallos, ramas, hojas, flores preciosas, cada una brillando en su singularidad. Pero por debajo, en el subsuelo, está ese tejido tremendo de raíces, hongos, bacterias y seres que se conectan y ayudan unos a otros, igual que los Tres Mosqueteros, “todos para uno y uno para todos” (¿o al revés?).

Nosotros tenemos ese potencial, el de la conexión, de la solidaridad -no de la caridad, del estar para el otro, por el otro y por mí, porque todos cabemos, aunque el mundo esté lleno.

Mi invitación a partir de esta gran experiencia, que me ha conectado con mujeres increíbles y gente generosa, es a seguir este camino, el camino del conjunto, la colaboración, la unión. Como dice mi papá, citando de alguna canción, “No man is an island”. Podemos ampliarlo y decir que ninguna persona es una isla, que estamos conectados y que si nos proponemos hacer comunidad, la vida en el difícil y descarnado siglo XXI puede ser mil veces mejor.

Todas las fotografías son de Marcos Godoy para Cinc.

Cuando la amistad, la pasión por un tema y la colaboración se hacen realidad.


El próximo 18 de mayo se inaugura en la Biblioteca Patrimonial Recoleta Domínica, la primera Exposición Jurada de Ilustración Botánica en Chile. En la historia de Chile. Subrayo esto porque aunque suena quizás exagerado, es cierto y por lo tanto muy importante.
Conocí a Patricia Domínguez por casualidad hace, si no me equivoco, 9 años. A finales del 2009 estaba terminando de pintar una serie enorme de dibujos de especies de Isla de Pascua y Patricia y yo aparecimos en un reportaje de El Mercurio que decía algo como “Artistas sub 35 que ilustran naturaleza”. En ese tiempo no conocíamos a nadie que estuviera ilustrando vida silvestre y fue un gran hallazgo encontrarnos y sobre todo hacernos amigas. En esos tiempos teníamos visiones idealistas del futuro de la Ilustración Botánica en Chile. Estudiábamos permanentemente. Conversábamos sobre nuestros sueños por e-mail. Hoy, conversando con una periodista, Patri dice: “…podríamos haber sido archi enemigas y competir. Pero optamos por todo lo contrario”. Y eso, es un extraño (y feliz) fenómeno que ocurre con todos los ilustradores de naturaleza que conozco, y son muchos.
Al pasar de los meses y años, fuimos madurando y conociendo a otras como nosotras.
En estos 9 años Chile ha cambiado y los intereses de los jóvenes también. El creciente aumento en el interés por las manualidades y por la ilustración de naturaleza es un reflejo evidente de esos cambios. La búsqueda de sentido, de conexión con uno mismo, con el entorno y con otros, la contemplación, el ver al otro (otro planta, persona, animal), son parte de estos cambios.
Los cambios y los movimientos no son instantáneos. Son procesos que requieren tiempo, maduración, aprendizaje y crecimiento. Después de todos estos años de acompañarnos, de ir sumando a otras que como nosotras creen en la ilustración naturalista como una manifestación artística legítima y necesaria, de enseñar a muchos lo que hemos aprendido de maestros de otros continentes, finalmente hemos logrado realizar nuestro primer gran sueño: mostrarle al mundo que Chile tiene un gran potencial artístico, científico y natural. Que somos capaces de hacernos cargo de registrar nuestra maravillosa flora y que nunca más necesitaremos que vengan de los viejos continentes a decirnos cómo hacerlo. Que los libros más bellos y las plantas más raras de nuestro país saldrán de los lápices y pinceles de nuestros jóvenes.
Nuestras plantas, tan queridas pero también olvidadas, al fin tienen una imagen y una voz, de la mano de una de las manifestaciones más hermosas y auténticas del ser humano: el arte.


Antes de invitarlos a todos a acompañarnos este 18 de mayo, quiero agradecer a todas las integrantes del Círculo de Ilustradores Naturalistas de Chile, Cinc, porque sin ellas esta maravillosa exposición no sería posible, y por supuesto a todos los ilustradores e ilustradoras de naturaleza que se la jugaron por hacer sus mejores representaciones de la flora endémica chilena.


Si te gustan las plantas y quieres apoyarnos, ¡te esperamos el viernes 18 de mayo! Que la inauguración y toda la muestra sea un éxito para que todos sepan que una nueva forma de arte y ciencia, llegó para quedarse.


Todos invitados al evento del año!

Estoy muy, pero muy feliz de poder invitarlos oficialmente a la inauguración -y próximas actividades- de la primera exposición jurada de Ilustración Botánica en Chile, y que además está conectada con un evento internacional que involucra a más de 30 países. En mayo, Chile salta al mundo de la ilustración botánica por primera vez en la historia. Este es un gran logro, con el potencial de enriquecer la cultura de nuestro país a largo plazo, integrando una nueva forma de arte+ciencia a las prácticas artísticas y culturales del colectivo nacional y además conectándonos estrechamente con países y comunidades que ya tienen muchos años de trayectoria, abriéndose muchas posibilidades para los jóvenes que quieren seguir esta profesión.



Quiero invitarlos con mucho cariño y orgullo a que nos acompañen en este evento que junto con las demás miembros del Círculo de Ilustradores Naturalistas de Chile estamos organizando hace más de un año, con la increíble Biblioteca Patrimonial Recoleta Domínica como nuestra casa y anfitriona. Después de un largo proceso de trabajo y selección, las mejores obras de artistas botánicos principiantes y avanzados, más un gran grupo de invitados, se tomarán la Biblioteca para mostrarnos la maravillosa y única Flora Nativa de Chile.

Además estaremos conectados con más de 30 países a través de una presentación donde podremos apreciar la flora ilustrada de todos los continentes. Esta exposición se enmarca en el Botanical Art Worldwide Exhibition organizada por ASBA.
La inauguración está programada para el día Viernes 18 de Mayo a las 19:00 horas en la Biblioteca, en Av. Recoleta 683. Se extenderá hasta el 27 de Septiembre y estaremos anunciando actividades que desarrollaremos a lo largo de la muestra. Necesitamos que nos acompañen y celebremos juntos el Día Mundial de la Ilustración Botánica. 

Espero verlos a todos el día de la inauguración y nos encontramos en las actividades que anunciaremos más adelante. Que tengan un lindo fin de semana largo!

Geraldine.



Nueva colaboradora para Mi Naturalismo: la Geógrafa y Botánica Vanezza Morales.

Queridos todos,

Estoy súper contenta de anunciarles que desde hoy, mi querida amiga y gran botánica chilena Vanezza Morales será parte del Equipo Pedagógico de Mi Naturalismo. Nos conocimos el 2012 en el Jardín Botánico de Edimburgo y hace dos años que imparte una clase de morfología de flores en el Curso de Ilustración Botánica UC. Ahora nos animamos a hacerlo más allá de la Universidad. Esto significa que Vanezza visitará los talleres para enseñarnos Botánica y así enriquecer mucho más los aprendizajes de quienes vienen a aprender a mi Sala de Clases.
Su primera intervención será en los talleres de Ilustración de Orquídeas a partir de mayo.

Vanezza en acción 🙂

“Soy Geógrafo de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2009) y MSc. en
biodiversidad y taxonomía de plantas vasculares de la Universidad de Edimburgo
(2014). He desempañado labores en proyectos de carácter público y privado,
ganando experiencia en diversas materias, entre las cuales se encuentran la
taxonomía de plantas chilenas (Asteraceae), biogeografía, vegetación, historia
botánica, elaboración de cartografía y análisis espacial mediante la utilización de
Sistemas de Información Geográfica (SIG). En la actualidad, me desarrollo como
consultor independiente de proyectos y docente en carrera de Geografía, en la
Universidad Alberto Hurtado. Adicionalmente, me desempeño como voluntaria de
la sección Botánica en el Museo Nacional de Historia Natural.”

Salir de la zona de confort.

Parto con esta foto de mi escritorio y mi computador, porque es aquí donde paso gran parte de mis días de trabajo. Es en este lugar donde las ideas van tomando forma y se van transformando en realidad. Desde al año pasado venía pensando que era hora de construir un nuevo sitio web que reuniera todo mi trabajo de Ilustración Botánica, que tuviera una pequeña tienda virtual y que además, funcionara como plataforma de e-learning. Esta última parte es la más ambiciosa y de hecho, aún no está terminada.
Este post no es sobre ilustración botánica.
Hace tiempo también he estado tratando de entender desde mi perspectiva de artista, creadora y profesora, el mundo del emprendimiento. En esa búsqueda, me topé con varias cosas buenas, pero también con los miedos que vienen al pensar seriamente en transformar el trabajo que hago a pequeña escala en algo más grande, dentro del mundo formal de los negocios, donde me declaro casi 100% ignorante. Miré muchos fondos de ayuda a mujeres emprendedoras, pero me di cuenta de que nada se adapta lo que yo necesito, pues todo apunta a personas que ya saben de negocios, y nadie se preocupa de personas creativas, que vienen del mundo del arte y que necesitan estructurar su actividad pero sin convertirse en una empresa o un gerente como lo que conocemos.

Mi nuevo sitio web, www.gmackinnon.com 
Entonces, me puse a buscar ayuda en Internet, que para mí es un terreno mucho más cómodo, donde me manejo muy bien hace ya muchos años, desde que empecé a bloggear en el año 2003 (14 años de bloggera no es poco!!!). Y debo decir entre paréntesis: chiquillas, en este mundo es necesario hablar o al menos leer inglés. Hay mucha más información y reconozco que los gringos tienen buenas ideas y las saben exponer de una manera clara y amena. Casi todo lo que he investigado es de sitios que están en inglés. Es así, al menos hasta ahora (ya lo vamos a ir equilibrando).
En esta investigación me di cuenta de que sí, ya era hora de tener un sitio web como corresponde, con todo lo que implica y por primera vez recurrí a alguien para que hiciera ese trabajo por mí. Porque en este mundo, es muy fácil dárselas de maestra chasquilla y cumplir todos los roles, y algunos no muy bien. Así que junto a un programador muy talentoso y buena onda, construimos la página y seguimos trabajando para terminar el e-learning, un gran sueño que significará mucho más trabajo e investigación de lo que pensé, pues mi idea es bastante ambiciosa y quiero que sea como la imagino y no menos. ¡Yo y las personas que quieren aprender conmigo a distancia nos lo merecemos!
Desde aquí se ingresará al portal de e-learning “Escuela Online de Ilustración Botánica” cuando esté listo.

Todo este trabajo ha sido tremendo, sobre todo porque me ha dado mucho que pensar: al iniciar proyectos de este tipo me veo obligada a re definirme, a declarar qué es lo que quiero hacer y qué no, que tendrá más importancia y qué menos. Y eso es muy importante cuando somos artistas, creadoras, independientes y trabajamos solas. Y después de definirse, algo súper crucial es hacer comunidad y no estar sola. Unirse con gente parecida, encontrar la tribu, el lugar de pertenencia y apoyarse mutuamente. Con eso me refiero a conocer a tus pares, darles la bienvenida a tu vida y entender que en el mundo de hoy, estar sola y aislarse no ayuda en nada. No se trata de ser la mejor amiga de todos tus colegas, pero sí de contribuir a enriquecer tu oficio o profesión, crear alianzas y colaboraciones, pues en este mundo del siglo XXI, un siglo difícil donde es muy fácil perderse en la información y en la máquina despiadada, pertenecer a un grupo puede mantenerte a flote en lo moral, emocional y hasta en lo económico. 
Es por eso que a comienzos de este año, volviendo de la residencia en Kaua’i me reuní con un grupo de grandes mujeres creativas y amantes de la ilustración botánica y la naturaleza y creamos el Círculo de Ilustradores Naturalistas de Chile, Cinc. Es un proyecto grande y con mucha proyección que sería imposible de llevar a cabo sin el trabajo y voluntad de este gran grupo. Este año me he sentido muy feliz de contar con ellas, su trabajo y sobre todo su amistad. 
Homepage del Cinc.
Con todo esto lo que quiero decir es:
– Para poder crecer y expandirse (y no digo ser una mega empresaria ni nada, sigo siendo una micro artista empeñosa), es necesario replantearse, definir quién eres y qué quieres hacer y atenerse a eso.
– Hay que usar bien los talentos que una tiene y saber delegar a otros cuando no sabemos hacer algo. Es un aprendizaje largo y todavía estoy en eso!!! Ya pronto tendré que buscar una asistente, lo veo venir.
– De vez en cuando hay que salir de la zona de confort, tirarse a la piscina, dar el salto. Si no, te puedes quedar en la misma situación laboral y de vida por AÑOS. 
– Conoce a tus pares y haz comunidad: la unión hace la fuerza, sobre todo en un mundo tan lleno de gente y tan descarnado como el que vivimos. Pero que también es increíble, cuando quiere.
Ésta es mi reflexión de hoy. ¡Esperaré feliz sus comentarios al respecto! Abrazos,
Geraldine.

Noticias Primaverales: nueva Web en camino.

Estoy muy feliz de estar a poco tiempo de lanzar mi nueva página web. Desde el año 2009 he estado presente en Internet a través de este blog y de variadas plataformas donde comparto mi trabajo con el mundo. Sin embargo, nunca me había aventurado en la creación de una página. 
Hace un tiempo, tomé la decisión de crear e implementar un portal de e-learning donde enseñar a distancia, pues es mucha la gente que me escribe pidiendo esta opción. 
Me puse a investigar y estudiar para saber cómo se estructuran los cursos online y lo que pronto podrán ver es el resultado de un año de trabajo.
La idea central de la nueva web es ser una plataforma educativa, un canal de comunicación y portafolio más acotado y organizado que el Blog y además una tienda virtual para algunos productos y los cursos online. 
Los cursos estarán disponibles dentro de los próximos meses. Por el momento, haré un lanzamiento de la Primera Etapa. La fecha aun no está confirmada pero será muy pronto.
En el sitio hay un Calendario donde podrás saber de los cursos presenciales y otras actividades que van sucediendo durante el año.
Podrás ver mis distintos trabajos de manera más organizada y en un solo lugar. 
Todavía hay mucho que hacer sin embargo falta poco para darlo a conocer. Espero que me sigan acompañando en esta nueva plataforma y que sea una buena experiencia para todos.

Alianza con los increíbles pinceles Rosemary and Company

Hace ya cinco años conocí la marca de pinceles Rosemary and Company. Se trata de una fábrica de pinceles para artistas familiar, que vende sus productos sólo a través de su página web y de algunos artistas. Por esta razón, los pinceles son de muy buena calidad y factura y al mismo tiempo, los precios son más bajos que los de las marcas conocidas (pues no hay retail incluido).
Este año, con Rosemary formamos una alianza y pude diseñar dos sets de pinceles especiales para ilustradores botánicos. Esto nace de la necesidad de que mis estudiantes puedan acceder a buenos materiales a un precio justo. Quiero aclarar desde un principio que yo no recibo comisiones a cambio de esta alianza.
El primer set consta de 4 pinceles para acuarela de sable Kolinsky (pelo natural), redondos. Este set es para quienes necesitan comprar sus primeros pinceles profesionales y no tienen claro qué números sirven más.
La selección es:
Pinceles nº 1 y 2 para los detalles, y nº5 para áreas más extensas. El nº7 es perfecto para el agua, pues es lo suficientemente grueso para áreas grandes y al mismo tiempo tiene una punta muy fina que te permite humedecer áreas muy pequeñas y trabajar detalles más intrincados.
El segundo set es más económico y está compuesto por siete pinceles de pelo mixto: nylon + sable natural, lo que les da mayor capacidad para absorber agua y son muy durables y más baratos. Con este set no necesitas nada más:
El set 2 tiene pinceles sable, de pelo mixto y redondos nº 1, 3 y 4 para detalles y áreas pequeñas, nº 5 para pintar áreas más extensas y un nº7 para el agua. Además, viene con un pincel espatulado de pelo sintético nº4 que podrás usar para limpiar manchas, corregir detalles, etc. Este set, es muy barato y es ideal para los que quieren un set completo y a un súper buen precio.
Les recomiendo 100% esta marca. Te harán un descuento por el impuesto británico y el envío es rápido y los pinceles llegan en excelentes condiciones. Espero que los disfruten y cuéntenme si compran uno de estos sets.
¡A pintar!

Recargar baterías para continuar

(imagen desde Google)

¡Hola a todos!

Estoy escribiéndoles desde la playa, mirando el mar, que no había podido visitar en meses de meses. Al fin he descansado, he podido estar con mi marido y mi hija en la tranquila rutina playera que tan bien nos hace. Muchas veces estoy días y días sin salir de mi casa, trabajando sin parar, metida en la máquina de la vida y se me olvida lo rico que es estar así, haciendo lo mínimo indispensable: comer, dormir y bañarse en el mar, aunque sea el más helado del mundo.

En estos días he podido ir pensando hacia dónde orientaré el 2017, y la palabra que primero se me viene a la cabeza es “crecimiento”. Mi principal objetivo de este año es expandir mis fronteras como artista, como profesora y en otros aspectos importantes. La economía también necesita una expansión! Con mi hija creciendo, es necesario crear nuevas estrategias para darle una base sólida a nuestras vidas y es un gran motor para crear cosas nuevas.

Lo bueno de este 2017 es que ya viene con un viaje esperado por años -toda mi vida prácticamente: en marzo (muy pronto!!!) parto por dos semanas a Kaua’i (una de las islas de Hawai’i) a trabajar al National Tropical Botanic Garden junto a un grupo de artistas botánicos increíbles. Recibí esta invitación el 2015 y no pude asistir pues mi hija era muy pequeña, pero esta vez ya está más grande y puedo viajar tranquila.

En mi estadía estaré dibujando plantas tropicales, viendo los paisajes increíbles, compartiendo con mucha gente nueva y llenándome de aventuras y experiencias para que mi trabajo se inyecte de nuevas energías y ganas. Creo que sin duda, los viajes son parte fundamental en la vida de los artistas. Estas vivencias nos llenan de creatividad y nos dan la energía para continuar en una vida que a veces puede ser muy tediosa y dura.

A propósito de trabajo y pintar, ya está publicado el calendario de clases del primer semestre (talleres en mi sala de clases) para que vean si hay algo que les tinque. Espero recibir a mucha gente este año, sobre todo porque vendré llegando de un lugar lleno de plantas exóticas, artistas y colores nuevos.

Así es que, los invito a estar atentos a las publicaciones de mi viaje en esta plataforma y en mi Instagram @naturalistamac para que vean de cerca el paisaje maravilloso de Kaua’i, la isla jardín.

Abrazos a todos y que disfruten mucho lo que queda del verano!