Araucarias Nahuelbuta Mi Naturalismo Geraldine MacKinnon Naturaleza

Decálogo de Mi Naturalismo – Escuela Online de Ilustración Botánica.

El error que muchos ilustradores naturalistas cometen y que tú puedes evitar.

Hoy quiero poner un interesante tema sobre la mesa, porque de un tiempo a esta parte he tenido varias conversaciones con diferentes personas en torno a lo mismo:

Cómo hacer una buena ilustración científica si no tengo el modelo real, y solamente dispongo de algunas fotos que no son mías.

El asunto ha surgido desde dos vertientes:

  1. desde ilustradores que se encuentran con este problema,
  2. desde fotógrafos o sitios web que publican fotografías de flora y fauna en sus sitios web e Internet.

Primero definamos qué es una ilustración de ciencias naturales:

“Los ilustradores de ciencias naturales son artistas al servicio de la ciencia. Usan sus habilidades estéticas y conocimientos científicos para retratar a un sujeto minuciosa y correctamente. La capacidad de retratar detalles y la comunicación son esenciales. La comunicación de las formas, anatomía, detalles y conceptos que no pueden ser explicados con palabras forman la esencia de este arte. 

Así como el arte es un reflejo de la cultura, la ilustración científica es un reflejo de los avances de la ciencia y la tecnología.

Tipos de ilustración científica:

  • Ilustración de ciencias naturales: cubre prácticamente todos los campos de la ciencia (a excepción de la medicina, que es una disciplina aparte) y aparece generalmente en libros de texto, papers científicos, libros infantiles, exhibiciones, maquetas, murales, dioramas. Las ilustraciones taxonómicas ilustran muy claramente los caracteres que diferencian a una especie de la otra
  • Ilustración de vida silvestre o naturalista: también requiere un conocimiento científico profundo de los sujetos con los que se trabaja, pero puede darse algunas libertades creativas. Este trabajo se realiza para la venta de originales y reproducciones. Se usa mucho en productos y en soportes que quieren dar a conocer especies, lugares, etc. con el objetivo de educar y ayudar a la conservación. El arte botánico contemporáneo cabe en esta categoría. Estas ilustraciones pueden formar parte de libros escolares, afiches, estampillas, infografías, etc.”

Texto traducido de “The Guild Handbook of Scientific Illustration” Editado por Elaine R.S. Hodges, editorial John Wiley & Sons, 2003.

En resumen, una ilustración científica es un dibujo que muestra en detalle y de manera realista, las características de algún sujeto (animal, planta, insecto, objeto arqueológico, etc.) o fenómeno natural (ecosistema, paisaje, fenómeno del clima, relaciones entre especies, etc.). Estas imágenes son presentadas en un contexto específico, y por lo tanto su objetivo es comunicar algún aspecto relevante del mundo natural.

Ahora, vamos al problema:

Voy a contarte una historia que me pasó a mí, 10 años atrás:

Me encargaron hacer la ilustración de un martín pescador, y jamás en mi vida había visto uno. Tampoco podía viajar a verlo. ¿Qué hice? ¡Fui a Google!

Cómo hacer una ilustración científica

 

MMm…será mejor buscar por el nombre científico.

Cómo hacer una ilustración científica

 

Ok….sigo buscando, y encuentro la foto que me gusta.

Fotografía de Augusto Domínguez

Fotografía de Augusto Domínguez

Eureka!!!

Encontré la foto que buscaba. La guardé en mi computador, la imprimí y la pinté. Ilustración científica del Martín pescador lista! Ahora, la subí a mi blog y Facebook y se la entrego a mi cliente. Hasta aquí, todo bien.

Martín pescador 2009 que hice copiando una foto, cosa que hoy, ya no hago.

Martín pescador que pinté en 2009, copiando una foto de Internet. Hace muchos años que eliminé esta mala práctica de mi trabajo.

Bueno, lamento decir que no es así. Veamos por qué:

  1. El fotógrafo o dueño no autorizó el uso de su fotografía para realizar la ilustración (es decir, no autorizó a copiarla en pintura y publicarla como mía).
  2. Al usar una sola foto, no estoy realizando una verdadera ilustración de ciencias naturales. Para lograr una buena ilustración, hay que investigar en: bibliografía, fotos, consultar con expertos, buscar otras ilustraciones, conocer la anatomía o morfología, etc. No basta con copiar una foto. Eso es simplemente un ejercicio técnico, no una ilustración científica.
  3. Al usar una foto, estoy mirando una imagen bidimensional de un animal que es tridimensional. Por lo tanto, debo usar muchas fotos de diversos ángulos y ejemplares para construir mi propio ejemplar. Uno nuevo, anatómicamente correcto.

 

Y una nota al final: en el gremio de los ilustradores, todos alguna vez han pasado por esto. No es un crimen. Pero si ya lo sabes, debes evitarlo y hacer el trabajo BIEN. Además, los ojos más entrenados, saben distinguir este problema, y en muchos casos, hasta conocen la foto original. Por eso, no es una buena práctica porque estarás atentando contra tu propio trabajo.

A mí me pasó, simplemente por ignorancia, porque no había recibido ninguna educación al respecto, no sabía dónde averiguar, no tenía conocidos científicos ni ilustradores y no existían páginas como ésta donde leer cómo hacer bien una ilustración científica.

*Si quieres copiar una foto porque de todas formas, es un buen ejercicio, aprendes y puedes lograr una ilustración muy bonita, está bien! Pero: da crédito al autor(a) de la foto y no digas que es una ilustración científica. 

Espero que este consejo te sirva, y te deseo la mejor de las suertes!

Comparte este post con tus amigos, y comenta si alguna vez te pasó algo similar.

 

Otro año enseñando en la Senda Darwin: reflexiones de una aventura en movimiento.

     
       Trabajo final de curso de Lucía Zucherino (La Plata, Argentina). Canelo.

Estoy en el aeropuerto El Tepual de Puerto Montt esperando mi vuelo a Santiago después de 10 días compartiendo, enseñando y aprendiendo en la estación biológica Senda Darwin, Ancud, Chiloé. Hace ya 4 años nació este hijo colectivo de la creatividad y sueños de un grupo de mujeres apasionadas y llenas de ideas para cambiar el mundo. Cada año, convocamos a personas de diversas procedencias, áreas profesionales, edades y nacionalidades para acompañarnos a mirar y entender nuestra naturaleza desde una perspectiva abierta, donde las ideas y miradas diferentes convergen en un objetivo común: comunicar.

Día 0: lo primero que hacen los estudiantes al llegar es conocer la Senda y su bosque, además de los experimentos y estudios científicos que allí se realizan.

Me tomó años entender que ése es el gran objetivo de nuestro trabajo colaborativo. En los inicios, mi postura se centraba en enseñar y hablar de la ilustración botánica como algo aislado, como “mi área” de expertise aislada de las demás. Ha sido un largo aprendizaje comprender cómo se trabaja inter disciplinariamente, pues no se trata de que cada profesional defienda su territorio imponiendo su visión a los demás -algo que me ha pasado en las dos direcciones-, si no de fundir las áreas para crear una nueva fuente de pensamiento común, diversa y exponencialmente creativa. Es lo que hace un tiempo atrás llamé “el tercer lenguaje o tercer producto”. Es un encuentro de áreas del pensamiento que dan origen a una forma inédita donde no existen los bordes ni las jerarquías. Sí existen las prioridades, los objetivos y una ideología (postura) común.

Estudios sobre el Matico y su interacción con el abejorro chileno, Juan José Richards (Santiago, Chile).

El despertar a esta nueva forma de trabajar y relacionarse es un camino sin retorno.
Este año, después de todo lo recorrido, nuestro equipo logró esa conexión, esa fluidez que equilibra y otorga el espacio que merece cada uno de los saberes que conforman nuestra propuesta. En este contexto, donde todo es importante, los egos personales no son relevantes y las relaciones mejoran. Los estudiantes lo perciben y actúan entre ellos de la misma manera: son respetuosos, abiertos, colaboran entre sí y crean lazos que de seguro se mantendrán en el tiempo. Profesores y alumnos forman un grupo horizontal donde todos los involucrados enseñan y aprenden. Aquí se produce un punto de inflexión, donde la formalidad del curso (lo que se enseña en concreto) se transforma en un vehículo que nos lleva a una reflexión mayor: ya no estamos enseñando ilustración de plantas, ni botánica, ni cómo funciona la ciencia. Estamos entregando herramientas visuales y conceptuales para el pensamiento crítico, para la creación de contenidos insospechados y para la formación de agentes de cambio. Este año, más que los anteriores, los alumnos percibieron un cambio en sus modos de ver al otro (arista versus científico) y los límites profesionales se borraron. Pudimos conversar de naturaleza, de ciencia, de arte, de filosofía y de cómo plantear nuestro quehacer en el contexto latinoamericano. Cómo conectarnos con la comunidad latinoamericana que se encuentra influenciada por esta misma energía.

Trabajando en el invernadero

Esto me hace pensar y poner mis fichas en la nueva generación de profesionales del arte (humanidades) y la ciencia en nuestro continente. Entre nosotros circula una fuerza joven, creativa, apasionada y con la formación más que suficiente para unirse y romper los esquemas establecidos con una mirada nueva, positiva y muy generosa. Todos ellos sienten este movimiento naciente, todos saben que forman parte de él. El siguiente paso para pasar de las ideas y proyectos aislados a la acción colectiva y a mayor escala radica en nuestra capacidad para articularnos, unirnos, construir espacios de comunicación sólidos y ampararnos unos a otros de todas las maneras posibles.
Sé que todo esto es ambicioso y tomará tiempo, pero en los últimos 10 años hemos visto los cambios. Día a día aparecen nuevos proyectos, nuevas iniciativas y nuevas personas. La masa crítica está. El momento es el oportuno.
Es hora de la acción para generar cambios.

Link al Album de fotos Senda Darwin 2018

Libros antiguos para la Semana del Libro.

Quiero aprovechar esta Semana del Libro para mostrarles algunos de los maravillosos libros de la colección de libros raros de botánica del National Tropical Botanic Garden de Kaua’i.
Esta colección que contiene primeras ediciones de “El origen de las especies”, “The Temple of Flora” y la colección completa de grabados originales de Sir Joseph Banks entre muchos otrs libros históricos y joyas raras, como diarios botánicos pintados a mano y otros libros muy difíciles de encontrar.
Vamos a ver:
1) Uno de los volúmenes de “Icones Plantarum, or Figures, With Descriptive Characters and Remarks, of New and Rare Plants, Selected From the Kew Herbarium de Sir Joseph Dalton Hooker, 1893 (Ilustraciones de plantas  nuevas y raras, con caracteres descriptivos y observaciones, seleccionadas del Herbario de Kew”).

Y entre todas las especies nuevas y raras del libro, nos encontramos con esta bella Loasa chilena.

Como pueden ver, las orquídeas forman parte importante de este compendio y podemos ver los grabados originales plegables para acomodar las plantas más grandes.


2) “Botany of Captain Cook’s First Voyage” Banks and Solander.

Dibujos hechos en el barco del capitán Cook y luego transferidos a grabado en Inglaterra.

3) “Flores que las señoritas deben tener en el jardín” (al rededor de 1850). Un catálogo de las plantas que toda señorita debería cultivar en el jardín. La que más me llamó la atención de las ilustraciones fue la primera, poblada de Salpiglosis y Schizanthus. Es lindo por un lado y por otro da pena porque son plantas chilenas y aquí jamás se han desarrollado para la Horticultura.


4) Y la estrella de los libros que vi este año (puedo hacer otro post con maravillas que vi el año pasado), se trata de un libro pintado totalmente a mano -seguramente único- y bellamente encuadernado en 1867. Se titula: “The Florarl Beauties of Scripture” “Las Bellezas Florales de las Escrituras”. Es decir, un volumen dedicado a ilustrar, sin texto alguno, todas las plantas que aparecen en las narraciones de la Biblia. Lo encontré maravilloso, y desde mi punto de vista personal, creo que es lejos la mejor forma de presentar un libro que ha traído bastantes problemas, por qué no decirlo.
Aquí va.

Este es mi aporte en la Semana del Libro, espero que lo disfruten y quedo muy atenta a sus comentarios, me encantaría saber qué libros antiguos de ilustración botánica conocen. Saludos!

Arte, Ciencia y el Tercer Lenguaje.

Ilustraciones de corales recortadas en un gabinete, por Rodrigo Arteaga, 2016.

Hace ya bastante tiempo que se viene hablando de una revitalizada relación entre el Arte y la Ciencia, en muchos niveles. Al menos en mis últimos 15 años de trabajo he sido testigo de cómo esta antigua dupla ha ido tomando fuerza desde ambos campos. Cada vez más vemos a artistas visuales de todos los calibres interesarse por temas científicos y asociarse con profesionales de la ciencia para articular sus obras, y también hay muchos científicos que han sacado sus mentes a pasear por las manifestaciones artísticas, a veces con la idea de difundir su trabajo a través de lo visual, pero también porque simplemente les atrae.
En mi experiencia como profesora de Ilustración Botánica tengo una pequeña muestra de este fenómeno, cuando recibo a artistas (incluyo diseñadores, arquitectos, actores, etc.) declarando que siempre quisieron ser científicos pero no “eran buenos” para las matemáticas, y a muchos científicos que confiesan que siempre quisieron dibujar y pintar pero que por diferentes motivos lo dejaron de lado. En este caso particular, ellos quieren aprender a dibujar plantas para borrar ese molesto límite.

El laboratorio: un nuevo espacio de taller para los artistas.
Foto: G. MacKinnon 2013.

Mucho se habla de que el método científico de investigación tiene una gran relación con los métodos de investigación y creación de los artistas, y pienso que es cierto. Hoy en día, no estar atentos a esta similitud y a los cambios de paradigma es no poner atención a los procesos que están pasando en estos ámbitos del conocimiento y la cultura. En este sentido, es muy importante que el ámbito académico se haga parte de este proceso involucrándose e incluyendo esta perspectiva en su curriculum. No hacerlo, es estar ciego y no acoger a las inquietudes de una juventud que es más dinámica, más inclusiva, curiosa, investigadora y que está ávida de precisamente, borrar fronteras.

En Chile (y en América Latina) estamos viviendo un situación especialmente privilegiada, pues se está formando a paso firme una gran masa de jóvenes profesionales de lo dos mundos que quieren trabajar en esta dirección, y poco a poco están creando este “tercer lenguaje”, que todavía no tiene nombre (a menos que ya alguien se lo haya puesto, pero no he leído ese paper) pero que cada vez cobra más fuerza.

Este Tercer Lenguaje, una especie de “Quinto Elemento” del conocimiento, aparece en el mapa como posibilidades infinitas de expresión, de creación, de comunicación y de expansión del conocimiento y el sentir humano que antes se vieron encasillados en archivadores demasiado restringidos, demasiado estandarizados. De hecho, los científicos por siglos han intentado borrar toda huella de “humanidad” en los resultados de sus investigaciones y en sus imágenes, persiguiendo la hoy cuestionada “objetividad”. Los artistas por otra parte, también se encerraron en su lenguaje críptico, hablando sólo entre ellos, casi abandonando al espectador a su suerte. Arte y Ciencia, rompe este esquema. Es acercar, es cuestionar, es comunicar. No de maneras necesariamente obvias o didácticas, pero sí inclusivas.

Colecciones estéticamente hermosas para aprender a ilustrar plantas.

Este diálogo es potente, es amplio, es infinito. Puede desarrollarse desde los viejos oficios, como la ilustración con lápiz y pincel, o desde la Realidad Virtual y las Redes Sociales. Todos los quehaceres y saberes pueden tener un espacio. Todas las ideas aportan al Todo. Es esencialmente colaborativo. Y colaborar es la nueva perspectiva con que podemos mirar la Evolución, las relaciones humanas, la educación, los gobiernos. ¿Competir? Competir es hoy algo antiguo, un concepto que no nos sirve y estamos dejando atrás.
Es de esperar que las generaciones que están viviendo este cambio abracen este concepto y lo hagan suyo, y se olviden de esa palabra que habla de un fuerte pisando a un débil.

Aquí les dejo tres lecturas y un link, para ahondar en estos temas:

The Mushroom at the End of the World

Staying With The Trouble

Objectivity

https://www.artemasciencia.org/

Definiendo Ilustración Botánica

Franz_Bauer00.jpg
Franz Bauer, 1748-1840.


“La ilustración científica de las plantas es un aspecto importante del, más amplio, mundo del arte botánico, definida por su propósito como una ayuda para el estudio y clasificación de especies. Botánicos e ilustradores trabajan juntos dentro de una relación sinérgica que resulta en ilustraciones específicamente diseñadas para complementar el texto. Las ilustraciones botánicas se utilizan para ilustrar “floras”, monografías, guías de campo e investigaciones. El artista sigue convenciones establecidas que incluyen una preferencia por el trabajo en blanco y negro, una habilidad para crear dibujos desde especímenes de herbario y la producción de magnificaciones detalladas de partes fundamentales de los especímenes. La precisión técnica es esencial pero los límites entre arte e ilustración son difíciles de distinguir, dados a menudo más por el propósito que por el estilo.”


Definición actual de “Ilustración Científica –Botánica- de la ASBA (American Society of Botanical Artists, 2014), originalmente en inglés.


¿Cuál es la diferencia entre Ilustración Botánica, Arte Botánico y pintar flores?


La forma más sencilla de explicarlo, es que las diferencias están relacionadas con el énfasis:


  • En la ilustración botánica, el énfasis está puesto en el registro científico y la precisión botánica que permita la identificación de una planta. Los registros también pueden incluir a la planta creciendo en su ambiente natural.
  • En el arte botánico el énfasis está puesto en la planta o la inflorescencia pero sin incluir necesariamente toda la información que necesitan los botánicos. Hay un énfasis mayor en las cualidades estéticas que se encuentran en la especie.
  • En la pintura de flores, las flores suelen verse en jarrones o en un contexto de naturaleza muerta, en un jardín o en el campo. El énfasis está puesto en crear un cuadro donde las características botánicas no son lo más importante.


4827266.jpg
Margaret Mee, 1909 – 1988


Hoy el trabajo de los ilustradores botánicos involucra crear ilustraciones científicas muy detalladas que muestran:


  • El hábito de la planta: la forma en que la planta crece.
  • Estructuras y detalles asociados a la reproducción: usualmente se incluyen disecciones de partes de la planta.
  • Otras características relevantes para la identificación: incluyendo las que pueden observarse bajo el microscopio.


Los ilustradores botánicos suelen trabajar observando plantas reales:


  • Ya sean plantas colectadas hace mucho tiempo o en lugares lejanos y que se mantienen en forma de herbarios,
  • O plantas vivas que se encuentran en jardines botánicos en todo el mundo,
  • O especímenes colectados con autorización en áreas de conservación de la vida silvestre,
  • O especímenes cultivados en sus propios jardines.


Es muy común también que los ilustradores botánicos viajen a diferentes partes del mundo a buscar plantas raras en sus ambientes naturales.
ForestBouquetIIRussianChoice.jpg
Alexander Viaszmensky, Rusia.

¿Qué es el Arte Botánico Contemporáneo?


inky_leaves_01.jpg
Jess Shepherd, Inky Leaves. De su exposición “Leafscape”, 2016.


Muchos de los ilustradores botánicos hoy usan la palabra “contemporáneo” para definir su trabajo. Con esto quieren decir que su obra “pertenece al presente”, siendo este uno de los significados de la palabra.

Sin embargo, “contemporáneo” también puede ser usado para denotar innovación y originalidad, marcando la diferencia con la ilustración botánica clásica -del pasado. En las grandes exhibiciones juradas que se hacen en Inglaterra, como la ya tradicional exposición anual de la Royal Horticultural Society, vemos que los jueces han hecho hincapié en las ilustraciones que muestran a las especies de maneras novedosas, no vistas antes. Este es el nuevo gran desafío para los ilustradores que quieren inscribir su trabajo en los circuitos internacionales.

El trabajo de Mariko Ikeda “Pandanus”, ganó el premio a la Mejor Exhibición en la competencia de la RHS este 2017.
pandanus-800_orig.jpg
img_9771.jpg
Mariko Ikeda, Japón, 2016



Textos extraídos del blog http://www.botanicalartandartists.com/  y reglamento ASBA.

Se inaugura la temporada de Talleres Flash de Ilustración Naturalista

La primavera llega cargada de cosas lindas para dibujar y pintar, nos vienen las ganas de salir y recorrer playas, campo, cerros, bosques, parques y plazas.

Por eso, he diseñado una nueva modalidad de Talleres Flash, es decir cortos e intensivos, donde podré entregarles herramientas efectivas y entretenidas para pintar en la casa o en cualquier lugar que visiten, incluso al aire libre.
Los Talleres Flash duran 6 horas en total, y están divididos en dos sesiones de 3 horas cada una. El lugar es en la nueva sala de clases “El Colegio” que estamos inaugurando con mi marido en nuestra casa, en la comuna de La Reina. Esta sala tiene una capacidad para 6 alumnos muy cómodos, con muy buena luz, acceso a nuestro lindo jardín y un sistema de clases súper personalizado, con todo mi material bibliográfico disponible para ustedes, proyector e incluso quienes lo deseen podrán comprar sus packs de materiales directamente aquí, sin necesidad de ir a la librería antes de empezar las clases.
El primer Taller Flash de la temporada 2016/17 es “Sólo Flores!”. Como su nombre lo dice, dibujaremos y pintaremos flores de diferentes tipos.
Fecha: miércoles 31 de agosto y miércoles 7 de septiembre.
Horarios:
Grupo 1: 10:00 am a 13:00 pm
Grupo 2: 15:00 pm a 18:00 pm
Valor: 

$70.000 por persona. Para reservar el cupo debes transferir el 50% del costo antes del inicio de clases.
Valor Pack Materiales: $20.000 (incluye paleta con 6 colores de acuarela, 3 pinceles, papel de dibujo, lápiz grafito HB y 2B, goma de borrar, sacapuntas, 4 papeles acuarela tamaño carta, regla metálica 15 cm).
Cupos: 6
El segundo Taller Flash es “Miniaturas en la Arena”, donde exploraremos pequeños moluscos, crustáceos y otros objetos que encontramos normalmente al caminar por nuestras playas. A través de la observación de estas pequeñas estructuras entrenaremos nuestra precisión al dibujar y aprenderemos a realizar efectos especiales en pintura, como el nacarado o concha de perla.
Fecha: miércoles 28 de septiembre y miércoles 5 de octubre.
Horarios:
Grupo 1: 10:00 am a 13:00 pm
Grupo 2: 15:00 pm a 18:00 pm
Valor: 

$70.000 por persona. Para reservar el cupo debes transferir el 50% del costo antes del inicio de clases.
Valor Pack Materiales: $20.000 (incluye paleta con 6 colores de acuarela, 3 pinceles, papel de dibujo, lápiz grafito HB y 2B, goma de borrar, sacapuntas, 4 papeles acuarela tamaño carta, regla metálica 15 cm).
Cupos: 6
Para inscripciones y consultas, escríbeme a geraldine.mac@gmail.com

Los espero!!!

Residencia en el Museo Nacional de Historia Natural: nueva aventura.


Vista del MNHN, parque Quinta Normal.


Hace poco más de un mes, empecé a trabajar en un nuevo proyecto -o aventura más bien- que hace mucho tiempo estaba imaginando. Después de presentar una propuesta de trabajo, soy oficialmente Artista Residente del Museo Nacional de Historia Natural, uno de mis lugares favoritos en Santiago.
Aunque mis ideas no están aún tan definidas, empecé un proceso de investigación de la colección del MNHN partiendo por el Herbario Nacional, en el Área Botánica. Una vez a la semana me instalo a trabajar y tengo la gran oportunidad de estudiar los especímenes del Herbario directamente y lo mejor de todo, dibujarlos.
Esta idea surgió hace ya cuatro años, cuando visité el Museo Británico y pude ver, en la sala de cerámicas de China, un antiguo rollo de papel pintado a mano llamado “Guwan tu: Pictures of Ancient Playthings” (pinturas de antiguas cosas favoritas, podría ser la traducción adecuada). Pertenece a la dinastía Qing y es del año 1728.

Fotos Geraldine MacKinnon, Museo Británico 2012.
Este rollo de 20 metros de largo, muestra pinturas en acuarela de diferentes objetos, como jarrones, vasijas, esculturas de jade, etc. de la colección personal del Emperador, y que eran albergados en la Ciudad Prohibida.
Desde la vez que lo vi, quedé muy inspirada con el el concepto de “colección ilustrada”, y es hacia allá donde se dirige mi actual investigación.
Por el momento el criterio de mi búsqueda es bastante azaroso y estético, pues esta vez, mi intención es ser artista dentro del museo, y aunque mi lenguaje plástico es el del naturalismo científico, quiero abrir los puntos de vista de mi trabajo a un concepto más amplio.
Para comenzar, estoy trabajando en un Diario de mi Residencia, donde voy haciendo bocetos de objetos que me interesan.

 

Las primeras dos páginas de mi Diario.


Lo más interesante es que a medida que avanzo, converso con la gente en el museo y me voy adentrando en la colección, van surgiendo más ideas de cómo darle forma a este proceso. Pero eso sí, me he propuesto hacerlo con mucho tiempo y tranquilidad para no apurar las cosas y obtener un resultado que realmente valga la pena.
Estaré periódicamente contándoles sobre los avances de este nuevo desafío.
Algunos de mis materiales en su formato de viaje para ir cada semana al MNHN.